22/4/14

ESTE JUEVES, A LAS 22 HS. VISITA GUIADA DE MIGUEL REP POR SU MUESTRA BELLAS ARTES EN EL MUSEO NACIONAL DE BELLAS ARTES A LAS 22, EN EL MARCO DE BELLOS JUEVES. Avda. del Libertador 1473

20/4/14

PRÒLOGO DE BELLAS ARTES- MANIFIESTO

Cuando pienso en la Historia del Arte, mi mente se va a la caverna. De ahí en más, hasta aquí, el arte es una flecha dirigida al infinito, en permanente cambio, una trayectoria en permanente mutación. Cuando pienso en la Historia de los artistas, pienso en gente laboriosa, pensante, obsecada. Gentes individuales que luchan contra tormentas de sus tiempos, y, si sale airosa, es con una técnica , imagen, y algo que decir. A veces estos autores se juntan y enhebran Manifiestos. Artistas que sufren. Artistas que surfean cómodos en su mundo. ¿Artesanos? Todos los disfrutes tienen su saber, y ese conocimiento nos es escamoteado. Por los que quieren seguir usufructuando ese goce. Esa aristocracia de sabedores llenan de misterio y puertas cerradas, solemnidad y precios inalcanzables esto que nos pertenece a todos: el arte, su historia. La solemnidad es una de sus armas preferidas: acceso para pocos, obras intocables, próceres sufridos, mucho dolor y pompa detrás de cada obra. Poco humor. El Humor y el Drama son los grandes aliados del Arte. Representaciones paradojales, mentiras tan exageradas como la verdad, el humor acompaña tanto a juanitos lagunas como a guernicas como a moisés, siempre sentado, siempre enojado. Un artista vive su existencia cruzada por dramas y humores. En la realización misma de una de sus obras se siente invadido por esas vivencias ¿Quién no tiene un mal día, y otro lleno de risas? “Me la creo, no me la creo, me la creo, no me la creo”. Los que sí se la creen son los que se apropian de los museos, las galerías, los textos teóricos, las enciclopedias, los curadores, muchos estetas. El humor no es un tonto chiste de un guía frente a la maja desnuda. Humor es desarmar ese tonto andamiaje donde se enmarca con dorados y orlas, y mostrar dónde no se sostiene una instalación. Reírse sabiendo, nunca ignorando. Reír del artista. Reír de la anécdota. Reír de la técnica. Reír de las lecturas pretenciosas. Reír del contexto en que fue hecha la obra maestra. Reír de la obra, reírse de uno mismo mirando la obra. Son reír. Reconozco que no sabía, hasta abordar este trabajo, nada de la Historia del Arte. Mi primer recuerdo acerca de esta disciplina, es el de ser niño y caminando la vereda de la cuadra de mi casa. Ir hasta el almacén y después, hasta casi la esquina, yendo a ver el interior de una ventana alta en una vivienda de puertas cerradas, para pispear en ella partes de esculturas: bustos, figuras clásicas de pie, y alguien de anteojos y barba trabajándolas. Misterios de las sinécdoques. Cruzar la calle para observar más esa ventana, para que la fuga renacentista diseñe más esculturas, y el misterio se incremente. ¿Qué era todo eso? ( Treinta y cinco años después encontré a este artesano en la parada del 132, le balbuceé alguna pregunta de niño en suspenso, y me enteré que era sordomudo). Luego vendrán algunos cuadritos de historietas, y humor sobre pintores, consumos inocentes que no conducían a ningún saber y sólo alimentaban el estereotipo, el enciclopedismo y la parodia. Vendrá la curiosidad ante algunos fascículos de la Pinacoteca de los Genios, donde obras excelsas existían por haber ocurrido en nubes descontextualizadas donde cada artista recibía la musa, marcianos que no dialogaban con su antes y su después, en el imperio de la generación espontánea. Y me llegará la ignorancia en los Museos, lugares opacos con epifanías obligatorias, donde uno debía tener la boca abierta ante maravillas que no nos conmovían. Hasta que tuve dos suertes: la remeterme a comprender los cuadros que me interesaban desde mi dibujo, adentrándome en sus composiciones, y en ese hacer, surgen las preguntas. Y de a poquito, la necesidad de tratar las obras con humor. La otra suerte es haber encontrado un curso, o varios, de historia del arte, dictados por Marta Zatonyi, esteta húngara, quien desde la teoría, y de manera multidisciplinaria, nos sumergió en esta linea de tiempo maravillosa. La historia del Arte, llena de inconsciente, cruces humanistas, voluntad de poder, rebeldías, y un humor que pide a gritos emerger, así se la lee desde un nuevo punto de vista. Todo eso, y un día empecé a publicar Bellas Artes. El resto es dibujo. Miguel Rep

17/4/14

GABO GARCÍA MÁRQUEZ

TEXTOS CURATORIALES DE BELLAS ARTES EN EL MALBA, HACE 10 AÑOS

TEXTO CURATORIAL DE LA MUESTRA EN MUSEO DE BELLAS ARTES

Miguel Rep en el Museo Nacional de Bellas Artes Atlas de las Bellas Artes Por Andrea Giunta ¿Cómo comienza el arte? ¿El valor de una obra depende de sus innovaciones o del precio en el que se cotiza en el mercado de arte? ¿Quiénes dicen que una obra de arte es buena? ¿Los críticos, los marchands, el público, los artistas? ¿Cómo se diferencian unas obras de otras? ¿Cómo se produce el diálogo entre la realidad y la ficción que se establece en el mundo interno de la obra?Podríamos formular cien preguntas para entender los complejos mecanismos del mundo del arte. Un universo sofisticado, de pasiones y de posiciones, en el que se juegan subjetividades y visiones del mundo. Ese universo es el que aparece desplegado, desde la pluma y el humor de Miguel Rep, en los más de cien dibujos que se exponen en el Museo Nacional de Bellas Artes. Aunque Rep me los entregó ordenados en las primeras publicaciones en las que los compiló, mientras los miraba --y ante cada dibujo, sonreía-- se fue instalando una percepción distinta. Sin duda pueden leerse a partir del recorrido por distintos momentos de la historia del arte, desde la prehistoria hasta las expresiones más contemporáneas. También pueden entenderse desde las geografías: el arte europeo, el arte norteamericano, el arte argentino. Incluso desde las tensiones entre el arte y la política: Guernica, Picasso, Berni. Pero en la sucesión de las imágenes fue emergiendo otra lectura, más cercana al desplazamiento caleidoscópico que se resuelve en distintasconfiguraciones en las que las mismas imágenes adquieren nuevos sentidos. Así se volvieron visibles los tópicos recurrentes del mundo del arte. Lo que Rep se ponía encima y, como Atlas, llevaba a cuestas, eran las filigranas de temas y sensibilidades que hacen que ese mundo sea relevante para quienes participan en él y para quienes lo miran desde afuera. Rep desbarata los conceptos clásicos del arte: por ejemplo, que existe una vinculación estrecha entre la idea y la forma. Lo que formula de mil maneras es que aunque se sostenga que el arte constituye un mundo aparte, la relación de la obra con la realidad nunca desaparece. La pureza del arte se desordena en su contacto constante con el mundo real. Las obras, en estas aproximaciones, viven, interfierenen el mundo real. Tanto que desde la cama, la mujer le pide a Jorge de la Vega que apague su cuadro porque no la deja dormir;o el dibujo de Emilio Renart se escapa del cuadro y persigue a un hombre que camina; o los muñequitos de Liliana Porter lloran en su taller cuando ella sale de viaje. El mundo ideal del arte aquí se vuelve demasiado real. Invasivo. Los estilos y los personajes desbordan los cuadros, persiguen a sus espectadores. La tensión entre el mundo de la obra y la realidad se vuelve tan frágil, tan delicada, que mientras los protagonistas del cuadro gritan “Liberté, Liberté, Liberté” desde el ángulo derecho de la obra escapa un pequeño presidiario. En estos dibujos se formula la pregunta sobre las novedades que el arte nos ofrece respecto del mundo. La obra de Berni sobre los desocupados no deslumbra a sus espectadores porque, en definitiva,no representa algo que no veamos cada día en las calles de la ciudad. Pero, contrariamente, la fuerza de la orquesta típica de Berni es tan poderosa que lleva a un espectador a buscar una compañera para bailar en la misma sala del museo. Lo que el artista pone en sus cuadros no es la realidad, sino su propia visión del mundo. Por eso León Ferrari mide cuidadosamente el tumulto de la gran ciudad de San Pablo, pero cuando la introduce en sus obras la plasma en forma de cruces o de laberintos que no conducen a ninguna parte. Guillermo Roux cierra los ojos y recuerda sus juegos infantiles para llevarlos directamente a sus representaciones de estilo surrealizante. ¿Cuál es la realidad en la que se inspira la obra? ¿Laque vemos? ¿La que conocemos? Los colores de Alejandro Puente estan tan cerca de la naturaleza que remiten a los de un arco iris. Pero no uno que el artista vió en el momento en el que se encontraron la lluvia y el sol, sino el que resultó de un mecanismo ingenioso que interceptó la luz con el agua de una regadera. Los personajes reales pueden apoderarse de los del cuadro e incluso irse a vivir al cuadro. El gaucho de Florencio Molina Campos comenta, llevándose una china de Hokusai en su caballo, que se van a ir a vivir a uno de sus cuadros. El estilo de los artistas, su particular forma de entender el mundo, puede impregnar todo lo que los rodea. Puede desparramarse por el mundo, contagiar los rostros hasta volverlos una superficie cubierta de lunares a lo Lichtenstein; incluso cubrir las paredes, el piso y el ataúd con las abigrradas formas del universo del graffiti en el entierro de Keith Haring. El avion de León Ferrari se tuerce y ataca una de sus propias esculturas escenificando una versión del atentado a las torres de Nueva York que nos dirige, directamente, hacia las guerras imperiales, como la de Vietnam, para entender que la violencia actual se explica por sus genealogías y no desde su excepcionalidad. En estos dibujos las obras viven, son irrespetuosas, contaminan todo lo que las rodea. Tienen poderes propios, específicos. El universo que el artista representa pueden también estar extremadamente lejos de su realidad: mientras Klimt pinta uno de los besos más bellos de la historia del arte los insultos y las peleas señalan la cotidianeidad que vive con su esposa. ¿Lo que representan los artistas es producto de su imaginación o el resultado de una patología? En el caso de Modigliani parece ser lo segundo. Rep nos propone pensar que él no pintaba retratos con rostros alargados porque intencionalmente quería representarlos de este modo, sino porque su dedo,aquél con el que los medía, estaba torcido y estirado. Otro capítulo que resulta apasionante en este Atlas del mundo del arte es el que se vincula al mercado, los precios, los comitentes, el vernissage, la interpretación de las obras y la firma del artista. Todo aquello que hace que una imagen dentro de un marco sea una obra de arte. Y aquí entramos en un mundo en el que la sociología se detiene cuando analiza cómo se estructura el poder en la cultura. El poder del crítico o del marchand de pararse frente a la obra y dictaminar si es buena; el poder del mercado y de las ventas, que desesperan a los artistas que aspiran a vivir de su obra; el poder de la firma del artista, que dictamina que una pintura, o cualquier otra cosa, el objeto más cotidiano y banal, son una obra. El humor propone situaciones para volver a pensar el mundo. No se trata en este caso de una risa mecánica, aquella que explota ante una situación cómica o absurda. Los personajesnos envuelven con su cotiadianeidad; el humor nos permite sentirlos humanos y cercanos. Desde la fricción y la emoción que producen la risa, Miguel Rep nos propone acercarnos de nuevas maneras al mundo de las bellas artes.

16/4/14

SE INAUGURÒ LA MUESTRA BELLAS ARTES EN EL MUSEO DE BELLAS ARTES

7/4/14

1/4/14

TEXTO DE QUINO PARA LA PRIMERA EDICIÒN DE BELLAS ARTES

27/3/14

MURAL DE CORTAZAR EN PARIS, ENTERO

PARIS. CORTÀZAR. MURAL

13/3/14

SALIÒ BELLAS ARTES!!!

SALIÒ. EDICIÒN HIPERMEJOR QUE LA ANTERIOR. DECISIVA. Y EL 15 DE ABRIL, CON UN PLUS: MUESTRA EN EL MUSEO DE BELLAS ARTES, CURADA POR ANDREA GIUNTA. ESTE LIBRO VIAJA AHORA AL SALÒN DEL LIBRO DE PARIS, LUEGO AL MUSEO DE BELLAS ARTES, Y FINALMENTE, A LA FERIA DEL LIBRO DE BS AS. YA ESTÀ EN LAS LIBRERIAS. AVISEN SI FALTA EN ALGUNA, ASI RECLAMAMOS YA A LA EDITORIAL. QUE NO PASE COMO CON LA AGENDA.

3/3/14

ATENTI. YA SALE. EDICIÒN 10 AÑOS. CORREGIDA Y AUMENTADA. Y RESTRINGIDA.

Despuès de la experiencia de la agenda 2014, vayan reservàndola en las librerìas, que aùn no llegò.

2/3/14

26/2/14

TEXTO DE JORGE REPISO PARA MUESTRA DE REP EN FESTIVAL PANTALLA PINAMAR. DESDE EL 7 DE MARZO EN EL HOTEL ALGECIRAS

No debe haber un claro registro sobre su primer ingreso a un cine, pero seguro que ocurrió siendo niño, en alguna sala del barrio porteño de Boedo. Los Andes, Cuyo, el Moderno o un poco más al sur el Gran San Juan eran para los ojos del pequeño unos mastodontes de cemento hoy reemplazados por mercados o templos evangélicos. Para tranquilizarnos, podríamos afirmar que detrás del ruido de las cajas registradoras o de las plegarias de un fanatismo edulcorado, fantasmas de miles de películas rebotan contra las paredes y los techos. Los ojos de Miguel denotan entusiasmo. Bueno, siempre se abrieron grandes al mismo tiempo en que las luces se apagaban para proyectar las publicidades. Pero más se iluminaban cuando el anunciado filme venía en serio. Y así se mantenían -y mantienen- hasta que el último crédito desaparece de la pantalla. Después, el autor de los dibujos se aleja pasillo arriba tarareando la música incidental. ¿Habrá sido Juan Moreira una marca en el disco rígido de Rep para que después interprete tan bien a Leonardo Favio en el papel? ¿Tendrá que ver su humor de entrecasa con las ocurrencias de Woody Allen? ¿Será la caricatura de Sandro un reflejo de aquellas películas en la tele blanco y negro donde el cantante piloteaba su lancha en el Delta? El absurdo y la desmesura, ¿Obedecerá a las lecciones de cine que dio Fellini? Conociéndolo como lo conozco, diría que sí. El tipo podría haber sido un crítico de cine, pero el dibujo lo absorbió para mejor. Osvaldo Bayer busca cosas y pone cierto orden en medio de una selva para denunciar las injusticias contra los nativos argentinos. Miguel Rep muestra a Bayer tal cual es: un hombre ya grande, de gesto germánico, dulce y pacifista en busca de igualdad. Los grandes del cine del mundo exhibieron su arte entre millones y millones de espectadores, alimentaron las arcas de los distribuidores, encantaron a los críticos para ser aplaudidos o aborrecidos. Miguel no colmó líneas con palabras, esas donde va a parar la mirada del incauto antes de pagar una entrada. Tomó lápiz, papel, y trazó ejemplos como el de un director empequeñecido por la figura del productor. Se hundió en sus recuerdos y sensibilidad, y desde su cabeza la orden bajó a su mano derecha para contar mucho en algunas líneas. De eso se trata la muestra. Pasen ahora, que quedan pocas localidades. JORGE REPISO

24/2/14

GASPAR SEPARADO

18/2/14

LUKASSS